¿Qué es la celiaquía?

  • Actualidad

La celiaquía o enfermedad celíaca es una patología sistémica inmunomediada provocada por el gluten y prolaminas relacionadas, en individuos genéticamente susceptibles (ESPGHAN 2012).

La ingesta de gluten en estas personas genéticamente susceptibles puede provocar daños a nivel intestinal y otra serie de síntomas muy diversos:

  • Pérdida de peso y apetito.
  • Náuseas, vómitos y/o diarreas.
  • Distensión y/o dolor abdominal.
  • Estreñimiento.
  • Anemia ferropénica.
  • Retraso en el crecimiento o en el desarrollo puberal.
  • Alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, depresión).
  • Caída del cabello. 

Formas de diagnosticar la enfermedad celíaca.

La valoración y el diagnóstico concreto de la celiaquía corresponden al especialista en aparato digestivo, pero de forma general vamos a nombrar las 3 pruebas más comunes que se utilizan para el diagnóstico:

Serología. Se realiza una analítica de sangre concreta al paciente, en la que aparecen anticuerpos específicos de enfermedad celíaca.

Histología. El paciente es sometido a una endoscopia digestiva alta, y el especialista recoge muestras de tejido de la parte superior del intestino delgado. Si el paciente es celíaco, esas biopsias intestinales serán compatibles con la celiaquía. Para realizar esta prueba es imprescindible que el paciente no haya retirado previamente el gluten de su dieta.

Estudio genético. La positividad del HLA-DQ2/DQ8 indica una predisposición genética a desarrollar/padecer la enfermedad celíaca. Si sólo este estudio genético es positivo en un paciente, el especialista digestivo debe analizar el caso para determinar si es conveniente o no realizar la dieta sin gluten.

 

Tratamiento para la enfermedad celíaca

El único tratamiento que existe para la celiaquía es la realización de una dieta estricta sin gluten de por vida. El seguimiento de la dieta sin gluten  no sólo da lugar a la mejoría clínica del paciente, sino que también consigue la negativización serológica, la recuperación de los déficits nutricionales y la mejora y/o curación de las lesiones intestinales.

La ingestión continuada de pequeñas cantidades de gluten, puede impedir la recuperación del paciente o provocar daños mayores. Por eso el seguimiento de una dieta sin gluten estricta es imprescindible para el celíaco.

 

Dieta sin gluten

El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de algunos cereales, entre los que se encuentran:

  • Trigo
  • Cebada
  • Centeno
  • Espelta
  • Triticale
  • Avena
  • Malta

Por lo tanto, para realizar la dieta sin gluten se deben evitar estos cereales y todos sus derivados, a no ser que el producto en cuestión que se quiera consumir sea un producto etiquetado como “sin gluten”.

 

Complicaciones de la enfermedad celíaca.

En personas mayores de 50 años, pueden aparecer ciertas complicaciones de la celiaquía debidas a la falta de un diagnóstico precoz o en pacientes con baja adhesión a la dieta sin gluten:

  • Linfoma no-Hodgkin.
  • Carcinomas de células escamosas a nivel orofaríngeo y/o esofágico.
  • Adenocarcinomas en intestino delgado o en recto.

Un paciente celíaco que realiza correctamente la dieta sin gluten no tiene porqué desarrollar ninguna complicación. Por este motivo es de vital importancia acudir a un profesional de la nutrición para que nos proporcione las pautas e indicaciones necesarias para seguir la dieta sin gluten.

Pin It

INNOVEN - Instituto de innovación Endocrinológica