DIETA BAJA EN HISTAMINA

  • Actualidad

En estos últimos 3 años hemos visto un aumento de pacientes que acuden a la consulta de nutrición pidiendo consejo para realizar una dieta baja en histamina.

La histamina es una sustancia que nuestro propio organismo produce y que también ingerimos a través de diferentes alimentos de origen animal y vegetal. Cuando la acumulación de esta sustancia supera ciertos niveles en nuestro organismo, se pueden producir una serie de síntomas: urticarias, dermatitis, problemas digestivos, migraña, cansancio, fatiga crónica.

Esta acumulación puede producirse, en líneas generales, por tres motivos:

  • Aumento de la producción endógena de esta sustancia.
  • Aumento en el consumo de alimentos y/o medicamentos que provocan mayor liberación de histamina.
  • Disminución de la actividad de la enzima que degrada la histamina en nuestro organismo.

Normalmente esta dieta viene prescrita por un especialista médico, que suele ser digestivo o alergólogo, que pide que se realice durante un periodo determinado de tiempo (no de por vida).

Las pautas generales que se deben seguir para llevar una alimentación baja en histamina son las siguientes:

  • Evitar el consumo de embutidos, pescados ahumados o en conserva, quesos curados, bebidas alcohólicas, café, chocolate, fresa, plátano y frutas cítricas.
  • Evitar en la medida de lo posible el consumo de productos precocinados, conservantes, colorantes y productos de pastelería y bollería industrial.

A continuación encontraréis un cuadro resumen con los alimentos concretos que se deben evitar, clasificados por grupos.

 

 

 

Pin It

INNOVEN - Instituto de innovación Endocrinológica - Contacto

Daniel Cabo Navarro - Doctoralia.es