Consejos dietéticos para que las comidas y cenas de navidad no pasen factura

  • Actualidad

Estos son algunos consejos para que estos días tan señalados sean menos complicados, porque tenemos a nuestra disposición en cualquier lugar (nuestra casa, la de nuestros amigos, nuestro centro de trabajo o de estudios...) un sinfín de dulces navideños; turrones, mazapanes, pestiños, polvorones, roscos de vino, frutos secos, empanadas y docenas de tentaciones más. Y a esto tenemos que añadir las cenas y comidas con amigos, familiares y de empresa.

Por ello os propongo algunas claves para que estos eventos causen el menos efecto posible en vuestro peso y en vuestra salud. Algunos ya los conocemos, pero a todos nos viene bien recordarlo de vez en cuando. Ahí van …

 

1 Evita el alcohol.

Si te apetece acompañar la comida con vino o cerveza, con 1 o 2 copas tendrás suficiente, siempre teniendo en cuenta que el agua debe de estar presente como bebida principal. También puedes elegir si te apetece algo con burbujas, algún refresco zero o light, agua con gas (por ejemplo con una rodajita de limón) o cerveza 0,0.

 

2 Vigila las salsas y el pan.

 Aunque el pan es un alimento tremendamente sano y necesario, en estas cenas no nos lo suelen poner de buena calidad y es algo de lo que es muy fácil abusar. Por ello trata de tomar una ración muy pequeña (una rebanada será suficiente) y sobre todo evita untarle salsas. Pide la salsa aparte y sírvete un poco con moderación.

 

3 Evita lo evitable y tira por lo sano.

Los fritos de acompañamiento; patatas, croquetas, gambas rebozadas... Cualquier alimento que haya sido frito aportará gran cantidad de grasa innecesaria y normalmente de mala calidad, así que, si puedes evitarlo, mejor que mejor. En su lugar puedes tomar la opción que tengas de origen vegetal, seguro que algo habrá …

 

4 El postre, sí, pero poquito. 

Disfruta de un pedazo de postre igual que el resto de invitados, pero hazlo de manera consciente. Toma una pequeña porción, lo degustarás igual y ni tu peso ni tu salud te pasarán factura. 

 

5 Ojo con las cantidades.

 Esta es la clave principal, la cantidad de alimentos que tomamos en cada comida o cena.  Podemos comer de todo, pero moderadamente, comiendo despacio, disfrutando de la compañía y de la conversación, saborea cada bocado y cada trago.

 

Por ello es importante no llegar con demasiada hambre al acontecimiento, NO saltarse ninguna comida y si sabemos que se va a retrasar de nuestra hora habitual de ingesta pues tomar algún aperitivo sano antes de salir de casa, como una pieza fruta, yogur sin azúcar, frutos secos…

 

LA MODERACIÓN ES LA CLAVE

 

Para terminar, una reflexión: seguro que al cabo del tiempo recordarás las risas que pasaste en ese encuentro más que la comida que tomaste. Lo importante ocurre alrededor de la mesa no sobre ella. 

Se triunfa con la moderación durante todos los días, y si tenemos un poco de más tiempo libre será perfecto para incrementar nuestra actividad física, por ejemplo, dando largos paseos o practicando algún deporte.

 

Recuerda: ¡UNA EXCEPCIÓN, NO ES UN EXCESO!

 

 

Pin It

INNOVEN - Instituto de innovación Endocrinológica - Contacto

Daniel Cabo Navarro - Doctoralia.es